7 jun. 2016

Me quiero casar contigo de nuevo...

Muchas personas creen que contraer matrimonio es el paso final en una relación romántica. Pero el matrimonio no está destinado a ser el último paso de una pareja, es realmente sólo el comienzo de una gran aventura, que es de esperar, será larga y fructífera para cada pareja.
El matrimonio es un compromiso para aprender a cuidar unos de otros de manera satisfactoria. No es un acto, sino una relación de toda una vida en constante transformación. Un ejemplo esta constante transformación, fue la renovación de votos de Caterina y Silvio. Un matrimonio italiano que volvieron a confirmar su compromiso de seguir juntos. Demostrando así la verdadera naturaleza del amor.
La ceremonia, se realizó bajo la atenta mirada de su hija María Vittoria que no perdió detalle del compromiso de amor de sus padres.
También constituye un ejemplo maravilloso para sus hijos. ¿Se imaginan una escena tan hermosa, como la que presencié, donde su hija observa a sus padres, uniendo las manos y los corazones, afirmando la magnitud y la fuerza de su unión?


 ¡¡Qué mayor lección de amor!!

Maestra de ceremonias: Carmen González
Fotografía: Tricum bodas, Alicia Cubas.

Matrimonio: Caterina y Silvio














No hay comentarios:

Publicar un comentario